(212) 434-2000 100 E 77th St, New York, New York 10075

Sepa cómo ayudar a un miembro familiar con baja visión

Sepa cómo ayudar a un miembro familiar con baja visión

Sepa cómo ayudar a un miembro familiar con baja visión

Según la OMS, en el mundo, se estima que 217 millones de personas sufren de discapacidad visual moderada o grave, también conocida como baja visión; es decir que aún no han llegado a la ceguera, pero que han sufrido una reducción de la función visual.

El National Eye Institute de los Estados Unidos, define la baja visión como una deficiencia visual no corregible por anteojos estándares, lentes de contacto, medicamentos o cirugía; y que interfiere con la capacidad para realizar actividades cotidianas.

Para Rosario Espinoza, especialista en discapacidad visual de Oftálmica, Clínica de la Visión, las personas con baja visión (funcional) deben ser tratadas con sumo cuidado debido a que en muchas ocasiones se encuentran con depresión, por la pérdida de la independencia y autoestima.

“Es importante que las personas sepan que en la actualidad existen servicios de Baja visión, también llamados de Rehabilitación Visual, en los que se potencia la visión remanente para poder desarrollar nuevamente actividades como la lectura, el uso de la computadora, el poder identificar las monedas y billetes, entre otras”, explica Espinoza.

La especialista señaló 5 acciones sencillas para contribuir a la recuperación del paciente:

  1. Incrementar los contrastes en zonas claves de la casa como columnas y bordes de escaleras. Para ello, se puede colocar cintas de un color diferente. Además, se debe prescindir de puertas y mamparas de vidrio, ya que pueden ser difíciles de identificar, si esto no es posible, poner a estos elementos una franja gruesa de alto contraste, y a una altura visible.
  2. Adecuar la vajilla. Se debe buscar que los elementos de la vajilla contrasten con los alimentos, es decir si los alimentos son de un color claro se debe utilizar un plato oscuro y viceversa. Además los vasos también deberán ser de colores y no transparentes.
  3. Utilizar teléfonos fijos con botones grandes y en alto contraste, así como teclados para la computadora con las mismas características.
  4. Alertar a los demás familiares y amigos de su condición, para que tomen en cuenta ciertas acciones como decir su nombre desde el primer momento del encuentro con el paciente, para que este no se sienta incómodo ni avergonzado de no poder reconocerlos. Los rostros son siempre difíciles de identificar por la falta de contraste en ellos.
  5. Facilitar el apoyo psicológico por un especialista. Ello ayudará mucho al proceso de rehabilitación visual, porque el paciente dará un paso hacia adelante, dándose una oportunidad valiosa para mejorar su calidad de vida, con las diversas técnicas que se le enseña, junto al uso de dispositivos como lentes especiales o lupas convencionales o electrónicas.

Fuente: Mujer Pandora

Av. San Borja Norte
783 San Borja. Lima, Perú

277-9300

Lun - Vie 8am a 8pm,
Sab 9am a 1pm