(212) 434-2000 100 E 77th St, New York, New York 10075

Mucho ojo con la desparasitación. El parásito Toxoplasma Gondii puede alojarse en ellos y causarte ceguera.

Mucho ojo con la desparasitación. El parásito Toxoplasma Gondii puede alojarse en ellos y causarte ceguera.

Mucho ojo con la desparasitación. El parásito Toxoplasma Gondii puede alojarse en ellos y causarte ceguera.

Viú Mascotas y patologías oculares

Escuchamos que los gatos pueden ciegas. La popular afirmación no está lejos de la realidad. El oftalmólogo Carlos Siverio comenta que el felino puede transmitir un parásito llamado toxoplasma gondii, el cual causa una enfermedad conocida como toxoplasmosis ocular. Esta patología, si no es detectada a tiempo, ocasiona ceguera.

Otra infección que podemos contraer es la toxocariasis, producida por un parásito muy similar al anterior, que también se desarrolla en el intestino de los cachorros de perros. Al igual que el toxoplasma gondii, sus huevos se encuentran en las heces y si nos contagia afectará nuestros ojos.

Nadie está libre de sufrir los daños de estos parásitos en las retinas. Pero, los más expuestos son los niños pequeños que juegan en los parques que podrían estar contaminados con las deposiciones de los perros.

Para prevenir estas enfermedades, el veterinario Héctor Llalla nos aclara que normalmente los gatos se contaminan del parásito toxoplasma gondii por el consumo de carne cruda o mal cocinado si toman agua servida. En los humanos, el contagio suele darse por la ingesta accidental e indirecta de heces de una mascota infectada.

No siempre el gato afectado tiene síntomas. A veces, se puede presentar fiebre, pérdida del apetito y letargia. Otras alertas aparecerán si la infección es aguda o crónica y según el órgano afectado.

Estate alerta y chequea que tu mascota tenga sus desparasitaciones al día. Además, recoge las heces de tu perro cuando lo saqueas a pasear. Prevenir siempre será mejor que curar.

ALGO MÁS:

Protección. Usa guantes y lávate las manos al realizar trabajos de jardinería.

Al salir. No permitas que tu gato cace ratas, aves u otros animales.

Aseo. Limpia la caja de arena de todos los días con guantes. Las mujeres embarazadas no deben hacer la tarea, porque de ser afectadas por el parásito podrían abortar o producirle malformaciones o ceguera al feto. Tampoco las personas con sistemas inmunes débiles deben estar en contacto con los excrementos de las mascotas.

Alimentos. Es mejor que las mascotas no entren a la cocina.

Juegos. Después de ir al parque, los niños siempre deben lavarse las manos.

Fuente: Viú! El Comercio

 

Av. San Borja Norte
783 San Borja. Lima, Perú

277-9300

Lun - Vie 8am a 8pm,
Sab 9am a 1pm