Una disminución en la visión, mayor sensibilidad a la luz o un ligero apagamiento en la detección de los colores podrían ser la primera señal de aparición de cataratas, mientras que en el caso del glaucoma los síntomas son casi inexistentes. El glaucoma es la enfermedad que se caracteriza por una elevación de la presión intraocular, que puede causar ceguera definitiva. Por otro lado, la catarata es la opacidad del cristalino, que también puede desencadenar en ceguera.

Estas enfermedades son consideradas las dos principales causas de ceguera en el mundo. A continuación, algunos avances de la tecnología que permiten que hoy muchas personas puedan enfrentar las cataratas y glaucoma con saldo a favor.

CIRUGÍAS

Gracias a los avances de la ciencia, es muy fácil tratar las cataratas. La operación demora unos 30 minutos y le permitirá al paciente recuperar la visión perdida. Primero, se realiza una incisión muy pequeña, de 2.2 mm, y por medio de ultrasonido se puede absorber la opacidad, que es la catarata. Por la misma incisión se introduce un lente intraocular para corregir la visión del paciente.

“Tenemos ahora diferentes lentes intraoculares, solo para lejos, para lejos y cerca (que se llaman multifocales) y el último, que es para lejos, intermedio y cerca (que se llaman trifocales). También existe la opción de realizar la catarata con láser llamada femtosegundo, con la máquina Ziemer Z8”, señala Juan Carlos Izquierdo Villavicencio, especialista del Instituto de Ojos OftalmoSalud.

En el caso del glaucoma, se usa un procedimiento láser y cirugía especializada para controlar y disminuir su avance progresivo. “Hay tratamientos con nuevas drogas que le permite al paciente comodidad y mayor neuroprotección, también existen implantes de drenaje subconjuntivales y, además, cirugía mínimamente invasiva”, explica Verónica Talavera, directora ejecutiva de Clínica de Ojos Opeluce. Agrega que si bien el glaucoma puede tratarse, aún no se encuentra una cura definitiva.

 

MITO Y VERDAD

✔ “En cuanto a las cataratas, existen algunos mitos que se deben eliminar, como operarse solo cuando está en una etapa muy avanzada o que el lente intraocular puede ser rechazado por el organismo. Nada de esto es verdad. Por el contrario, se trata de una intervención rápida, de bajo riesgo y de recuperación inmediata”, indica el doctor Carlos Silverio, especialista de Oftálmica.

✔ En el caso del glaucoma, continúa el doctor Silverio, cuando está en una etapa de leve a moderado, el tratamiento más común se da mediante gotas que ayuden tanto a disminuir la producción del líquido ocular como a permitir el drenaje por vías alternas.

PREVENCIÓN

► La única manera de prevenir el glaucoma y la catarata es acudiendo al oftalmólogo por lo menos una vez al año para medir la presión ocular y realizar un examen de fondo de ojo.

► Se sugiere realizar estos exámenes especialmente a las personas que tienen 40 años en adelante.

SABÍAS QUE

El Estudio Poblacional de Evaluación Rápida de la Ceguera en el Perú – ERCE, evidenció hace poco que las principales causas de ceguera en personas de 50 años a más se deben a catarata (58%) y seguida de glaucoma (14%).

Fuente: El Comercio

Av. San Borja Norte 783
San Borja. Lima, Perú

277-9300

Lun - Vie 8am a 8pm,
Sab 9am a 1pm